index

Mi nombre es Lina Murcia y vengo de un barrio popular del sur de Bogotá. Criada por mis abuelos maternos, mi madre y mis hermanos, desde pequeña tuve que enfrentar la ausencia, el abandono y la soledad emocional. Mi madre ha sufrido cinco infartos desde que tengo seis años, lo que la llevaba al hospital con frecuencia, mientras que mi padre nunca estuvo presente en nuestras vidas.

Mi infancia estuvo marcada por un entorno limitado y un arraigo machista en mi familia materna. A pesar de ello, desde pequeña tuve claro que algún día me daría a mí misma todo lo que necesitaba y merecía, tanto emocional como económicamente.

Crecer en un contexto donde las posibilidades eran limitadas y donde las expectativas eran pesimistas no fue fácil. La ansiedad se apoderó de mí desde muy joven, pero descubrí que no estaba sola cuando un profesor explicó en clase qué era un ataque de pánico. Este conocimiento me llevó a estudiar Psicología en la Universidad Nacional, donde me costeé mis estudios trabajando desde temprana edad. Creer en mi potencial y trabajar duro me permitió llegar hasta aquí.

Aunque la ansiedad fue un desafío, aprendí a convertirla en un impulso para alcanzar mis sueños. El acompañamiento profesional fue fundamental en este proceso, porque incluso los psicólogos necesitamos apoyo. Encontré un propósito tanto personal como profesional al estudiar psicología.

Hace cinco años fundé Psicotools, con el objetivo inicial de darle un lugar a la psicología en el mundo y cuidar la salud mental. Con el tiempo, mi socia y yo comprendimos que nuestro propósito era más amplio: queríamos crear un lugar seguro para las personas, un centro de bienestar donde todos pudieran encontrar comprensión, escucha y calidez.

Mi misión es cambiar la percepción de ir al psicólogo, cultivar el cuidado de la salud mental como prioridad y promover un cambio cultural en nuestra sociedad. Todos enfrentamos desafíos y momentos difíciles, pero cuidar nuestra salud mental puede hacerlos más llevaderos.

Mi historia es solo un resumen de mi vida, marcada por trastornos alimenticios, miedo y la sensación de no encajar. Pero logré enfocarme en mis objetivos y hoy estoy construyendo la vida que siempre quise tener. Quiero transmitir el mensaje de que siempre podemos trabajar para construir nuestro camino, incluso cuando parezca imposible. Seamos empáticos en el proceso, porque todos atravesamos dificultades en la vida.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados